lunes, 4 de diciembre de 2017

"Mi vestuario, es una alegría para mí", Señorita María

¡Hola a todos!


Imagen relacionada

Cuando María Luisa Fuentes Burgos, dijo esa frase: "Mi vestuario es una alegría para mí", no puede contener las lágrimas. Empecé a llorar desconsoladamente ahí en la oscuridad de la sala. Y sentía que LuisE, mi compañero de película, estaba en las mismas. 

Esa frase, me conmovió de una manera que en principio no supe explicar. Después entendí que mis lágrimas no eran de tristeza, sino de una extraña forma de alegría, de complicidad, de parcería, algo así. En mis 45 años de vida, y desde que tengo memoria y con todo lo que me gusta la ropa y la moda, jamás había logrado decir una frase más contundente que esa alrededor del significado de la ropa. Menos, con el poder y la convicción que tiene la Señorita María.

Resultado de imagen para señorita maria

Tengo un hashtag que suelo usar en Instagram que dice algo parecido: #HayQueDivertirseConLaRopa, pero la Señorita María, lo dijo más bonito, más sencillo, más profundo. 

A ella, ponerse faldas le genera alegría. Así, sin palabras rebuscadas, sin estudios en universidades prestigiosas, sin leer libros, ni ver programas cultos, sin lenguaje acartonado, sin tener seguidores en las redes sociales, sin generar polémicas, sin insultar ni  ridiculizar a nadie, sin amigos de su edad, sin familia, solo una vida llena de soledad, pero con una certeza infinita, la ropa la hace feliz. Y logró con esa frase profundamente sencilla, decirlo todo.  

Deberíamos aprender de ella. María Luisa dice en uno de los apartes del documental que odia los pantalones, además porque ella relaciona el uso de la falda con la Virgen Santísima, y tal vez porque usar pantalones fue algo que nunca la definió como lo que es, una mujer, una mujer que es vanidosa, como la mayoría de nosotras. No le veo nada de malo a eso, antes de que brinquen. Otra cosa que disfruté durante la película fue ver sus elecciones de vestuario, de hecho, en el breve conversatorio que hubo post película, Rubén -el director- dijo que el vestuario había sido todo de la Señorita María, que durante la grabación (que duró 6 años), la cinta no tuvo vestuarista, por supuesto, no lo necesitaban, tenían a la mejor, a María Luisa que la tiene clara y eso me encantó del director, el respeto absoluto por la identidad del personaje. 






Viendo las elecciones de ropa que usó la Señorita María, fue inevitable pensar en un amigo que tuve hace muchos años y que siempre me insistía en lo bonito que se vestían las mujeres campesinas, y tenía toda la razón del mundo y la Señorita María lo ratifica, pero por supuesto, para disfrutar eso hay que tener la mente abierta y entender que hay muchas estéticas y que ninguna es mejor que otra. Solo que hay que conocer los contextos.

Yo no soy cinéfila, ni he visto todo el cine que otras personas si han visto, pero como espectadora ordinaria que soy, me atrevo a decir que Rubén Mendoza, hizo la película/ documental más conmovedora que se ha hecho en lo que va la historia del cine colombiano.





Más allá del debate que se quiera hacer alrededor de la Señorita María, que siempre supo que era una chica, sin tener ningún tipo de influencia, ni siquiera de los medios masivos de comunicación, y menos de un movimiento LGBTI, para mí la Señorita María es una película que habla de las cosas bonitas que nos permite la ropa, sentirnos felices y bonitas. Ser, eso nos permite la ropa.

Gracias Rubén, por la persistencia para lograr sacar de la montaña esta historia, y gracias Margarita por la invitación. 

Como no quería adelantar mucho sobre la película para que muchos vayan a verla, se me ocurrió la semana pasada hacerle un homenaje a María Luisa con mi vestuario, y toda la semana me vestí pensando en ella, por eso usé falda los cinco días laborales. Les dejo las fotos por si no me siguen en Instagram.

Todavía pueden ir a ver la película, no dejen de ir a verla.




¡Nos seguimos leyendo!


Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com