martes, 14 de marzo de 2017

Es que ese azul no me gusta

¡Hola a todos! 

(**) Muchas mujeres, hombres también, pasamos parte de nuestras vidas buscando al príncipe azul. Un hombre que cumpla a cabalidad cada una de nuestras exigencias físicas, emocionales, financieras y sexuales, por supuesto.


Resultado de imagen para principe azul



Y si bien es cierto que muchos de ellos, buscan “reinitas”, nosotros no nos quedamos atrás y soñamos –por lo menos- que el nuestro sea algún primo hermano de Brad (Pitt), Ryan (Gosling) o George (Clooney), algo sencillo. Hagan memoria.

Les hablo con la “autoridad” que me otorgan los quince felices años de matrimonio que ya tenemos con mi esposo, pero debo decirles que por poco, casi me pasa lo mismo. Porque el Príncipe azul que buscaba llegó, solo que en ese momento pensaba que sí, que era azul, pero no del azul que yo esperaba, que no era exactamente como el que yo había soñado y casi, casi, lo dejo pasar. Pero ahí estaba y era ¡perfecto!, era para mí.

Hay que admitir que todos solemos ser bastante complicados con este tema. Yo recuerdo que amaba (y lo sigo haciendo), la forma tan bonita en que él me miraba (y me sigue mirando), y lo orgulloso que se le notaba al presentarme como su novia, y aunque yo era feliz con eso, que mi novio en esa época, no fuera el doble de Brad Pitt me hacía tener dudas sobre si sería él, el ideal para construir un proyecto de vida juntos. Bueno, yo tenía 28 años, tal vez pensaba que yo sí era la doble de Angelina Jolie y por eso estaba tan exigente.


Resultado de imagen para principe azul

Sin embargo, el corazón pudo más y me di la oportunidad de ver qué podíamos hacer, y en ese camino llevamos 15 felices años juntos, y esa felicidad, incluye momentos complicados, como todos los que vivimos los seres humanos.

Les cuento todo esto, porque a veces veo a muchas amigas y a muchos amigos también, quejarse de los hombres que los pretenden y si bien debo decir que no todos son los ideales… también debo decir que muchos han sido buenos hombres que por no cumplir, “a cabalidad”, con los requerimientos principescos que tiene mis amig@s, los dejan pasar. Como les digo, muchos de ellos, buenos hombres.


Resultado de imagen para principe azul



Por eso, cada vez que los escucho lamentarse de los hombres que se les acercan, siempre pienso que de pronto sí le llegó el Príncipe azul, solo que no llegó en el azul que esperaban y entonces, los dejan pasar.

A mi generación la criaron así. Esperando una pareja imaginaria perfecta, como si la perfección fuera igual para todos los seres humanos.  

Una vez, cuando todavía era soltera, oí en una película que tal vez el amor de los sueños, no siempre era el de la vida real. De pronto tenían razón.



Por supuesto, nunca está de más producirse y lucir siempre linda con la ropa adecuada, el príncipe del azul que sea, puede estar a la vuelta de la esquina

** Post/Entrada Patrocinada por Chocolate



¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com