jueves, 8 de enero de 2015

Disciplina, ¿dónde estás que te busco y te busco y no te encuentro?

¡Hola a todos!,

Todos los cambios de hábitos alimenticios que se hagan, siempre que sean para mejorar, son buenos y ayudan a bajar de peso.

Todas las rutinas de ejercicios o baile, que se hagan, son buenas y ayudan a bajar de peso. 

Todo lo que se haga, que sea saludable, razonable y controlado, es bueno y ayuda a bajar de peso.

¡Todo!

Fotos: Tomadas de Internet
Participantes del programa The Biggest Loser. Yo participaría feliz en ese programa, así me hagan llorar, a ver si me inyectan la disciplina.
El problema, al menos conmigo, es pura falta de disciplina. No la tengo, o si la tengo, es muy esquiva, quisquillosa, se aburre pronto, mejor dicho, tiene vida propia, parece ser.

Si yo sé, suena derrotista y hasta lastimero. Es una excusa más, dirán los que tienen una férrea fuerza de voluntad y nunca han dado su brazo a torcer, pero esa es mi realidad. 

Cuando las lectoras me escriben y me preguntan, ¿cómo avanzo con mi cambio de hábitos alimenticios?, o ¿que si los jugos de la desintoxicación del organismo son buenos y bajan de peso?, y ahora que me dio por inscribirme en una academia de salsa (me encanta bailar salsa y lo hacia muy bien), seguro no faltará la que me pregunte, ¿cuántos kilos he bajado?, pero aclaro, solo llevo una clase y mañana tengo la otra, lo único que atino a decirles es que todo es bueno, que nada es milagroso y que solo poniendo de nuestra parte, se ven los resultados. Lo he comprado, pero pasa algo y ahí dejo todo. 

Desde que tengo este blog, ustedes saben porque lo he compartido, me han ofrecido varias cosas para bajar de peso, pero opté por decirles que no, que muchas gracias, porque los hago quedar mal; no porque dude de su eficacia, sino porque dudo de mi disciplina, sé que me entusiasmo, pero al final termino dejando todo botado. ¿Para eso no existe una tratamiento, una clínica, donde a uno le inyecten esa vaina o se lo pueda tomar en pastillas o como un jarabe?, ¿de pronto yoga?

Todos los métodos, ¡OJO! los razonables, los saludables, los lógicos, son buenos, siempre y cuando haya disciplina y se cree conciencia de la importancia de seguirlos. No hay nada milagroso, aunque lo milagroso debería ser tener la conciencia suficiente para mantenerse en el camino que es, el de comer sano, el de hacer ejercicio con frecuencia, pero las que son gordas como yo, saben que no es fácil, y con esto no quiero decir que sea imposible, solo que encontrar el camino y NO salirse de ese camino es una tarea difícil, en la que lo único que funciona es tener fuerza de voluntad, disciplina, conciencia.

Hace unos meses, Ruth, una de las lectoras del blog me envió este correo que quise compartir con ustedes, porque es esperanzador. 

Apreciada Laurita:

Quiero agradecerle nuevamente la recomendación sobre el Médoto Sergio Rada, del que hablamos en el primer semestre.  

Le cuento que soy una mujer mayor que ha tenido durante toda la vida el problema del sobrepeso - obesidad y estoy maravillada porque en los cinco meses que llevo siguiendo el régimen (con el sábado como día de desorden) he logrado bajar algo más de 10 kilos, gracias a Dios, lo que no era usual en mi metabolismo; ahora estoy un tanto estancada pero es que no me he decidido a volver a las semanas 1 y 2  que son un poco "duras" pero no imposibles de hacer, verdad?  

Voy a tratar pronto de aplicarlas para lograr bajar otros 10 kilos que me sentaría de maravilla sobre todo por salud pero también por imagen; ya me he ganado varias felicitaciones de mis relacionados e inclusive de los médicos de la eps, donde me habían candidatizado para la cirugía bariátrica (que no es aconsejable por la morbilidad y efectos secundarios o consecuencias que conlleva).

Yo he venido haciendo cambios en mis hábitos alimenticios desde hace años, aunque lentos, tales como erradicar las gaseosas,  evitar al máximo las carnes rojas y la leche entera y ahora con este método he aprendido a dejar las harinas y carbohidratos solo para ocasiones esporádicas con lo que parece que logro sostenerme en el peso rebajado.

Además de la ayuda de Dios, he contado con la colaboración de mi hija con quien convivo para seguir el régimen.

Saludos cordiales, deseándole éxitos en sus actividades.

Ruth 
Y alentada por Ruth, y además con vergüenza, porque ella si ha seguido con disciplina y a mi me ha costado retomar el camino, decidí inscribirme en una academia de salsa, a ver si por lo menos vuelvo a tener algo de flexibilidad y dejo de cansarme tanto. Otra de las motivaciones fue ver a Whitney Thore, y Nikol Ramírez, a la chica del "Ras tas tas", ¿que tal como se mueven? Yo no sé si voy a bajar de peso, ¡ojalá que si!, pero si logro moverme como ellas, me voy a sentir a gusto.

Si hacen un recuento de la gente que ha tenido éxito bajando de peso, pero no con cirugías ni nada eso, sino de manera natural, ha sido porque han sido disciplinados, constantes.



Por ahora, solo pagué un mes en la academia, espero no empezar a buscar excusas para no volver. La primera clase fue dura, pero como me dijo el profesor, lo importante es que no pares y no pare, si bien no hice todo exactamente como él indicaba, al menos me moví la hora y media de clase. Bailé reguetón, merengue, mapalé, bachata (por primera vez en mi vida) y por supuesto, salsa.

Les iré contando sobre los avances. Pero mis queridas Pesaditas, lo más importante es encontrar esa esquiva disciplina que no tenemos, sin eso, podemos agotar todas las mal llamadas dietas o seguir botando el dinero en gimnasios o tratamientos.
Tengamos todos un gran y saludable 2015.

¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu post. Tengo 27 años, pesaba 94 kilos luego de dar a luz a mi hijo. Ahora peso 66 kilos. Todo el logro lo debo a la disciplina. Buena alimentación y ejercicio diario. Los invito a visitar mi blog sobre blusas de moda en Colombia 2015. Feliz día. ;)

    http://blusasdemoda.co/

    ResponderEliminar
  3. Hola Laurita.
    Yo siempre te leo aunque nunca comente. Alguna vez contactamos por facebook cuando te hable de mi experiencia. Yo pesaba 85 kilos y ahora peso 65. Bajé de peso solita, después que mis padres me presionaran y probáramos miles de métodos. Un día me decidí por pura terquedad y cogí la disciplina de la que hablas, me obsesioné con ser saludable y bajé solita. En un año lo hice y ahora sigo en la lucha porque quiero dejar de ser esclava de la comida para ser más disciplinada con el ejercicio. Soy blogger también y booktuber y alguna vez comenté sobre mis problemas de peso y es impresionante como chicas que apenas tienen poco sobrepeso se sienten tan mal consigo mismas y me preguntan por métodos nada saludables para bajar. He tenido una experiencia dura porque el adelgazar también implica llevarse un estigma de ser la exgorda para siempre. He tenido reacaídas físicas y emocionales y por eso creo que esta entrada es de las mejores que has escrito, porque definitivamente todo es cuestión de disciplina y equilibrio. También cariño y paciencia.
    Quedamos en algún día vernos, espero que este año sí se de.
    Un saludo
    Kyoko (Diana Santamaría/Blog Sabious Words)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com