martes, 30 de septiembre de 2014

¿Y si se inventan el turismo de telenovelas?

¡Hola a todos!

Hace casi un mes conocí personalmente a Ana da Souza y a su amiga Gladys Meiras, dos argentinas absolutamente encantadoras, que enloquecieron de amor por Colombia, gracias a las telenovelas.


Así como lo leen. Alguna vez, cuando yo estaba en Bogotá hablé con Ana, quien empezó a seguirme en las redes sociales y a leer el blog, y me contó que venia a Colombia con unas amigas y que todo el viaje estaba inspirado en la telenovela, "Yo soy Betty, la fea". Yo no entendí mucho, pero como iba a ir  Buenos Aires, les puse una cita y nos encontramos en el bellísimo y mítico Café Tortoni. Ahí las conocí. Son una belleza de seres humanos y divertidas a más no poder. Todas son señoras, con hijos, trabajadoras y fanáticas de las telenovelas. No se pierden ningún capítulo, y si es necesario las repiten por Youtube o Netflix.


El asunto es que ellas dos y tres argentinas más, planearon el viaje y se vinieron por 15 días a recorrer en Bogotá, los sitios por donde supuestamente, se movía Beatriz Pinzón Solano, Betty, pero también a comer un corrientazo, a descubrir que es una "vaina" y qué es ser berraco. En su itinerario incluyeron Santa Marta, ciudad que conocieron gracias a la telenovela "La costeña y el cachaco", porque querían comer sancocho y a tomar unas "frías".

Esas telenovelas, las que muestran las cosas bonitas del país, señores de Caracol y RCN, deberían hacerlas más, y darle menos espacio a otras novelas, que si bien recrean hechos lamentables de la historia reciente nuestra y están bien hechas, no deberían ser vendidas al exterior. Yo prefiero que la gente me pregunte por las cosas que dicen, La Gaviota, Sebastián, Betty, don Armando, Pedro o el cachaco, que por "el señor de los cielos" o "Escobar". 


Creo que Caracol y RCN deberían armar ya mismo, un museo de la telenovela, donde se encuentren las gafas de Betty, la peluca, los vestidos reversibles de La Gaviota, la peluca y las camisas de Pedro, el escamoso; la capa y el sombrero de copa del mago Kandú, la bicicleta de El Faraón, la cama de la tía de Caballo Viejo  y todas esas cosas que son íconos de la televisión colombiana y que han mostrado la imagen bonita de Colombia afuera. 

Tuve la oportunidad de contarle al experto en telenovelas, Carlos Ochoa sobre la visita de estas locas adorables, y él me decía que no es el único grupo de fanáticas de Betty, que ha venido al país, para conocer esos sitios, que suelen venir de diferentes rincones del mundo, y siempre quieren saber más cosas. 


A los señores que hacen los planes turísticos les dejo la inquietud, así como Perú hace toures gastronómicos, acá podríamos hacer toures de novelas, ¡serían un hit!

Espero que Ana, Gladys y todos sus amigas, hayan pasado unos días divertidos en Colombia. Yo sé que para ellas conocer a don Armando, Jorge Enrique Abello, era el sueño más importante de todos y sé que lo volvieron realidad (ver foto).


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda

jueves, 25 de septiembre de 2014

Más de Guardarropa FATshionista

¡Hola a todos!

Hace días no comparto mis looks del día con ustedes. A continuación algunas que ideas que pueden tomar para esos días que no saben qué ponerse. A continuación, una edición más de Guardarropa FATshionista y de la sección, "Tan fashion como las flacas". Espero sus comentarios.




¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda

lunes, 22 de septiembre de 2014

Amigos desde hace 20 años (Friends)

¡Hola a todos!


Hoy se cumplen 20 años de la primera emisión de una de mis series favoritas de televisión. Se trata de Friends. Esos seis amigos, que hace 10 años dejaron de aparecer con capítulos nuevos en la televisión del mundo, me siguen haciendo reír como si fuera la primera vez que veo cada una de las repeticiones, que siempre veo, no importa cuántas veces las pasen.



Me gusta tanto la serie porqué soy un poco...

Mónica, porque soy obsesiva con el orden y de pronto, hasta tengo un cuartico oculto.
Phoebe, porque canto horrible.
Rachel, porque quiero soy superficial y cambio los regalos si no están en la lista.
Joey, porque odio que me toquen el plato de comida.
Chandler, porque mi familia y amigos siguen sin saber cómo es que me gano la vida.
Ross, porque no sé qué puedo tener en común con él, eso debe ser eso lo que tenemos en común.

Por supuesto, tengo escenas y capítulos favoritos, y hasta me sé algunos diálogos de memoria. Les voy a dejar los links de algunos de mis favoritos, son muchos, así que con seguridad se me quedaran varios por fuera.

"Seven, seven, seven, seven, seven, seven, seven..."


http://www.youtube.com/watch?v=pxdNXJsmPtU

"Era tal y como lo imaginé", Phoebe abrazando a Brad Pitt



Bruce Willis, frente al espejo en la cabaña




Chandler queda empeloto en el baño.



Joey no comparte la comida




Ross con pantalones de cuero



Mónica y Ross bailando 


Me quedan montones de escenas pero no los quiero cansar. Son fabulosos estos personajes, creo que están tan magníficamente construídos, que nunca he podido tener uno favorito, porqué me encantan los seis Friends. 

¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda

miércoles, 17 de septiembre de 2014

El día que conocí a Macla (Gracias, Ernesto)

¡Hola a todos!


Hace unos meses me enteré que nacía un nuevo blog de tallas grandes en Colombia. Ese tipo de noticias las recibo con emoción, porque ya no es una sola voz hablando del tema, sino que son varias, es decir, somos más gordas hablando a otras gordas, de todas las edades y estilos, que se puede ser gorda y disfrutar de la ropa, que se pueden ver lindas, aunque no estemos dentro del estándar que imponen los medios de comunicación. ¡Bonito eso!


En esta ocasión era Marcela McCausland, más conocida en la blogósfera como Macla, una jovencita barranquillera, linda, muy linda, que estudiaba Publicidad en Medellín. Iniciamos el contacto y por esas casualidades que tiene la vida, tuve que ir a esa ciudad y aproveché para conocerla.

En primer lugar quiero decirles que no solo es muy bonita y tiene un sentido muy particular de la moda, sino que es alta, muy alta, tiene una melena preciosa, es adorable y muy divertida. Me contó que gracias a su Papá conoció mi blog, pues fue él quien le recomendó que lo viera. Oír esto, me llenó de emoción, pues que un Papá recomiende a su hija una lectura en particular, debe ser por algo. 

Me causó mucha emoción hablar con ella, y saber que leer La Pesada de Moda, la motivó a ver a la Macla bonita, adorable, querida, linda, que todos vemos, pero que ella no veía, porque su cuerpo no entraba en el "molde" que impone la moda, y después de mucho pensarlo, y alentada por su papá, abrió el blog y empezó a compartir sus experiencias con la ropa. ¡Bonito eso!


Hablar con Macla fue muy, muy agradable, muy divertido, pero sobretodo, fue muy emotivo para mi. Su papá, quien le recomendó un par de veces que viera mi blog, que lo leyera, era Ernesto McCausland, el gran cronista barranquillero. Gracias Ernesto, tu hija está cumpliendo, también, una gran labor. Escribo esto y es inevitable tener el ojo aguao.


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda


Feria del Millón, arte para todos

¡Hola a todos!,





Razón tenía Diego Garzón, director de la Feria del Millón, cuando el año pasado nos invitaba a participar en esta feria, donde seguramente muchos nos iniciaríamos en el mundo del arte, algunos como expositores (los artistas), otros como críticos (¿los críticos?) y otros, como compradores de arte (ahí estoy yo).

Suena pretencioso decir, que soy compradora de arte, pero la Feria del Millón de 2013, me inició en un mercado que hasta entonces, solo era una ilusión o una realidad de unos pocos con mucho dinero en el banco, como para poder comprar una obra de arte. Sin embargo, de la feria salí con dos obras de arte que ahora cuelgan de las paredes de mi casa, y con antojo de otras cuantas, que espero en un futuro no muy lejano poder comprar. 




Leí con emoción que la Feria del Millón tendrá segunda edición y desde ya me agendo para ir a recorrerla, a ver qué nuevos descubrimientos han hecho sus creadores, y ver de qué me puedo antojar y comprar.



Insisto, razón tenía Diego Garzón, cuando nos invita a participar en su feria, recuerdo que una de las motivaciones que tuve para ir, la leí en uno de los artículos de prensa que le hicieron en esa época. Decía él, palabras más, palabras menos: "En menos de un año, un artista se puede consagrar, y la obra que hoy compran por menos de 1 millón de pesos, en un par de meses puede estar costando unos cuantos pesos más". Y tenía razón.



En mi casa compramos una obra bellísima de la artista Catalina Moreno Munévar, por menos de 1 millón de pesos, y digo bellísima, porque la propuesta de la artista era ir a cada casa, recorrerla y empezar a dibujar las cosas que para ella eran la identidad de la familia que ahí habitaba. Así que yo de alguna manera me sentí como una señora importante, que se da el lujo de tener una artista en su casa, que luego plasma en un cuadro lo que vio, mejor dicho, con experiencia incluía y todo por menos de 1 millón de pesos, y eso en el mercado del arte, es casi imposible. Si no me creen pregúntele a los que saben.



Para terminar, les diré que tuve una sorpresa enorme, cuando en junio, recibí la invitación de Catalina Moreno Munévar, para acompañarla en la inauguración de su exposición "La casa imaginada", que se realizó en Cero Galería. Ellas nos invitaba a un recorrido por el mundo, desde su perspectiva, con sus dibujos planos pero en perspectiva, que de mil amores compraría, pero ya no estaba en la feria y el precio superaba el millón.

Me alegro por Catalina, y por el cuadro que tengo. Espero en un futuro no muy lejano, poder comprarle otra obra de esta nueva etapa. Por cierto, de la Feria anterior me quedé con ganas de un cuadro del artista Luis Carlos Cifuentes, no creo que repita este año en la feria, pues sé que se ha cotizado mucho en el 2014, pero se vale soñar.

Fotos: Tomadas de Internet
Y están las obras de Luis Carlos Cifuentes, trabajo que conocí a través de las redes sociales y a quien conocí personalmente en la feria. No pudimos comprar un Cifuentes, seguro no hicimos el esfuerzo suficiente y me atrevo a decir que tal vez es uno de los artistas contemporáneos más conocidos y talentosos. Seguiré soñando con comprar uno. Más adelante veremos.

A Diego y a Juan, que sigan inventando estas propuestas que facilitan que alguien como yo, común y corriente, pueda tener obras de arte de artistas emergentes en su casa, y compradas a muy buenos precios.


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda


Pinterest/lapesadademoda

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Irrespetuosos o acomplejados?

¡Hola a todos!


No sé qué es lo que pasa. 
No sé cuál es el verdadero problema. 
No sé qué es lo que estamos haciendo mal (me incluyo).
No sé cómo van (vamos) a frenar esto. 
No sé si debo hacer / decir algo, creo que si.
No sé qué es lo que queremos...


¿Matarnos todos contra todos?



No sé qué es lo que buscan, ¿quiénes son los que buscan?



No sé si hay personas que creen que son superiores, porque "tienen" mejor gusto, más ropa, más dinero, leen más, son blancos, amarillos, morenos, religiosos, heterosexuales, flacos, rubios, pelinegros, ojiazules, ojiverdes, ojinegros, ojicafés, intelectuales, seudointelectuales, creativos... Insisto, no sé qué es lo que pasa, pero nosotros los seres humanos, los que habitamos el planeta tierra, nos vamos a ir quedando solos más rápido por la falta de respeto por el otro ser humano, el que tiene al frente, que por la falta de agua, alguna enfermedad o el cambio climático en general.



Hoy me enteré del suicido de Sergio Urrego, un jovencito que decidió lanzarse desde una terraza, porque en el colegio le hacían matoneo, según entendí, desde la mismísima dirección del colegio, cosa que me cuesta creer enormemente, pero que de ser verdad, sería lamentable, muy lamentable. 



Sin embargo, sé que muchas veces el matoneo sale de las personas menos esperadas. Y para leer lo que sigue, mejor se sienta y toma un vaso de agua, muchas veces el matoneo sale de las propias mamás, hermanas, tías, abuelas y suegras. Lo sé porque precisamente en estos días, leía con indignación el correo que una joven lectora del blog me envió y que les voy a compartir:



"Hola me llamo XXXX tengo 17 años he sufrido mucho por soy gordita a veces trato de no pensar en eso y me aferro a q soy bonita pero hay gente que no lo toma por ese lado me dice muchas cosas y agreden . una vez quise quitarme la vida pero luego me di cuenta que yo valgo mucho tal vez para la sociedad no, pero quiero sentir el apoyo de otra persona que haiga pasado por eso la verdad no tengo el apoyo de mi madre, mi hermana es delgada y ella también me juzga me siento mal me he salido de varios colegios por no sentirme así me encierro me aferro a la soledad pero quiero vivir la vida como tu la vives. A veces me siento y me pregunto sera que debería seguir en este mundo y me respondo siii . pero cuando trato de pararme el mira ya sentirme útil no habrá una persona que me diga lo inútil que soy. Quize tener mi fiesta de 15 años como toda niña quisiera pero no puede por el temor de que la gente se burlara de mi. nunca he tenido la oportunidad de hablar esto con algien quisiera que me respondieras me dieras un concejo y q me guiaras no tengo el apoyo de mis padre me siento sola y agobiada dale gracias por escucharme perdon si te hize perder tiempo". (Texto copiado como ella lo envió).


Qué le puedo decir a ella, si desde su casa, sus Padres le viven exigiendo cosas. Me pregunto si, ¿así como le exigen a los hijos tener cuerpos esbeltos (o sea, dentro del estándar que dictan los medios de comunicación), si así mismo le exigen entrenar el cerebro y el corazón, para que tenga mejores notas y sentimientos; si así también le exigen que sea respetuosa con su cuerpo y con los demás, para que sea un mejor ser humano? 

No sé qué pensar.
No sé qué decir.
Solo sé que algo estamos haciendo mal.

Creo que todo radica en el respeto. Una palabrita tan fácil de decir, de escribir, pero tan compleja de implementar. También pienso que hay un problema grande de complejos, vivimos acomplejados por todo.


Esa es otra cosa que nunca he logrado entender completamente, todos nos acompleja. Yo soy gorda, bajita, no vengo de una cuna de oro, me crié en un pueblo, no hablo otro idioma, nunca he ido a los Estados Unidos, no he leído lo suficiente, no veo cine inteligente, nunca tuve un cargo directivo, ni un sueldo de gerente, no tuve un postgrado a los 25 años, no tomo vacaciones todos los años, tengo  celulitis, barriga, estrías, tengo mala dicción, dentro de poco, tendré arrugas, muchas canas y... ¿me escondo?, ¿me entierro en un hueco en la tierra para que nadie se burle de mi? Nooo, esto es lo que soy. Me acepto como soy. 

Soy gorda hace más de 20 años y no recuerdo nunca un insulto a mi gordura, por una sencilla razón, NO les paro bolas. Hay casos verdaderamente preocupantes en la vida, como para que a uno se le acabe el mundo porque la ropa no le queda buena, o porque le salió una estría, o porque tiene que usar gafas, ¿no les parece?

Me preocupa, en serio, que cada vez  hay más casos de matoneo por los motivos que sean, y es lamentable que no se emprenda una campaña seria, desde los hogares, para que mamás, papás, hermanas, hermanos, tíos, tías, suegras, dejen de hacer sentir mal a sus familiares. 


Doy gracias a Dios por la familia que me tocó, porque a mis Papás siempre nos vieron bonitas, (me imagino), para ellos lo único que siempre fue importante fue que estudiáramos y fuéramos útiles para la sociedad, sin pensar si estábamos muy gordas o muy flacas, si teníamos pocas tetas o muchas, si la nariz era respingada o chata. Solo éramos sus hijas perfectas como éramos. Ojalá mucha gente tuviera papás como los míos.

Lamento mucho lo de Sergio, espero de todo corazón que no se compruebe maltrato por parte de la dirección de su colegio, porque sería lamentable, espero que mi lectora de 17 años, saque fuerzas a su tierna edad y comprenda que sí es muy útil, y que seguro es muy linda, así como es.

Perdón por tanta carreta, pero tenía que decirlo. 



¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda