martes, 30 de septiembre de 2014

¿Y si se inventan el turismo de telenovelas?

¡Hola a todos!

Hace casi un mes conocí personalmente a Ana da Souza y a su amiga Gladys Meiras, dos argentinas absolutamente encantadoras, que enloquecieron de amor por Colombia, gracias a las telenovelas.


Así como lo leen. Alguna vez, cuando yo estaba en Bogotá hablé con Ana, quien empezó a seguirme en las redes sociales y a leer el blog, y me contó que venia a Colombia con unas amigas y que todo el viaje estaba inspirado en la telenovela, "Yo soy Betty, la fea". Yo no entendí mucho, pero como iba a ir  Buenos Aires, les puse una cita y nos encontramos en el bellísimo y mítico Café Tortoni. Ahí las conocí. Son una belleza de seres humanos y divertidas a más no poder. Todas son señoras, con hijos, trabajadoras y fanáticas de las telenovelas. No se pierden ningún capítulo, y si es necesario las repiten por Youtube o Netflix.


El asunto es que ellas dos y tres argentinas más, planearon el viaje y se vinieron por 15 días a recorrer en Bogotá, los sitios por donde supuestamente, se movía Beatriz Pinzón Solano, Betty, pero también a comer un corrientazo, a descubrir que es una "vaina" y qué es ser berraco. En su itinerario incluyeron Santa Marta, ciudad que conocieron gracias a la telenovela "La costeña y el cachaco", porque querían comer sancocho y a tomar unas "frías".

Esas telenovelas, las que muestran las cosas bonitas del país, señores de Caracol y RCN, deberían hacerlas más, y darle menos espacio a otras novelas, que si bien recrean hechos lamentables de la historia reciente nuestra y están bien hechas, no deberían ser vendidas al exterior. Yo prefiero que la gente me pregunte por las cosas que dicen, La Gaviota, Sebastián, Betty, don Armando, Pedro o el cachaco, que por "el señor de los cielos" o "Escobar". 


Creo que Caracol y RCN deberían armar ya mismo, un museo de la telenovela, donde se encuentren las gafas de Betty, la peluca, los vestidos reversibles de La Gaviota, la peluca y las camisas de Pedro, el escamoso; la capa y el sombrero de copa del mago Kandú, la bicicleta de El Faraón, la cama de la tía de Caballo Viejo  y todas esas cosas que son íconos de la televisión colombiana y que han mostrado la imagen bonita de Colombia afuera. 

Tuve la oportunidad de contarle al experto en telenovelas, Carlos Ochoa sobre la visita de estas locas adorables, y él me decía que no es el único grupo de fanáticas de Betty, que ha venido al país, para conocer esos sitios, que suelen venir de diferentes rincones del mundo, y siempre quieren saber más cosas. 


A los señores que hacen los planes turísticos les dejo la inquietud, así como Perú hace toures gastronómicos, acá podríamos hacer toures de novelas, ¡serían un hit!

Espero que Ana, Gladys y todos sus amigas, hayan pasado unos días divertidos en Colombia. Yo sé que para ellas conocer a don Armando, Jorge Enrique Abello, era el sueño más importante de todos y sé que lo volvieron realidad (ver foto).


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda
Instagram/lapesadademoda
Pinterest/lapesadademoda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com