miércoles, 5 de diciembre de 2012

Ella bajó 80 kilos y tampoco fue feliz

¡Hola a todos!
 
Julia Kozerski, es norteamericana, tiene 27 años y estudia fotografía. Ella logró bajar 80 kilos con esfuerzo y disciplina, pero igual no logró el cuerpo perfecto que soñó cuando empezó su régimen para bajar de peso.
 
Revisando los periódicos nacionales en sus versiones online, me encontré con la singular entrevista que el periodista Wilson Vega @WilsonVega de Eltiempo.com le hizo a Julia Kozerski, una ex gorda norteamericana, que creía firmemente en esa premisa que dice, “el pasto es más verde del otro lado” creyendo que todo sería mejor después de que perdiera peso.

Fue inevitable recordar inmediatamente, la historia de una de las lectoras de este blog, que me escribió hace más o menos un año, donde me contaba que le había pasado algo similar, aunque Julia tiene 27 años y mi amable lectora es una señora de más de 50 años, que tuvo que someterse a un By Pass Gástrico por temas de salud, pero que al final también quedó a medias. Las angustias son las mismas y el resultado, similar.
 
A medida que bajaba de peso y lograba usar una talla menos de ropa, Julia empezó a descubrir un nuevo cuerpo lleno de cicatrices y piel de más.
 
 
A mi lectora, si todavía me lee, le dejo esta historia… La de Julia, quien sobre el tema dice, “antes estaba horrorizada con las imperfecciones. Ahora veo las imperfecciones como heridas de guerra. Ahora estoy orgullosa de todo lo que he pasado y de lo que he hecho”.
 
Aunque Julia logró su cometido -perdió casi 80 kilos en un año y se ha mantenido hasta ahora- a medida que la báscula marcaba cada día menos, ella entendía que la perfección no se alcanzaba con solo tener menos peso y usar tallas más pequeñas.
 
 
Por su obesidad, Julia duró más de 10 años sin tomarse una foto, porque no le gustaba lo que veía en las fotos. Sin embargo, todo cambió el día que se vió vestida de novia.

Vuelvo a citar a Julia Kozerski, “El problema no se relaciona con un número o una talla, o dónde compres; yo creía que era eso —dijo—. (Pero) me he dado cuenta de que se trata de quién eres. Si tienes confianza en ti mismo y eres saludable, allí es donde quieres estar y allí es donde necesitas estar como persona”.
 
Julia, si llegas a leer este post, quiero decirte que admiro tu compromiso contigo misma, que me encanta lo que hiciste, porque sé que eres inspiradora y sin duda, conocer tu testimonio va a cambiar muchas vidas. ¡Que valiente!, mi admiración total.
 

Queridas lectoras y lectores, esta historia no es nueva, pero yo la conocí hasta hoy y habría sido muy egoísta de mi parte no compartirla con ustedes. Ella se sentía mal porque pesaba casi 160 kilos, luego perdió la mitad de su peso, con una disciplina que aplaudo, pero a pesar del gran logro, ella se seguía sintiendo miserable. Espero les sirva de algo.
 
Les dejo el link de Eltiempo.com, donde aparece la entrevista que hizo el periodista Wilson Vega. http://www.citytv.com.co/videos/905056/video-tiempo-real-parte-de-mi
 
NOTA: Mi blog, como siempre lo he dicho, no es una apología a la gordura, pero si un llamado a aceptar que somos gordas, gordas pero lindas.

 
¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW
@lapesadademoda
Búscame en FB
http://www.facebook.com/Lapesadademoda

17 comentarios:

  1. WOW Laurita... Me he quedado con la boca abierta... Dios mío... Qué gran esfuerzo el que hizo Julia, pero lo que más veo es que ese proceso de pérdida de peso la hizo reflexionar y encontrarse con ella misma... Muy duras las fotos... Un beso giiigaaanteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fotos más crudas, pero no las quise postear, pero chévere que las vean en la página de Julia. Pasa como con todo, nunca estamos felices con nada de lo que nos toca ni con nada de lo que tenemos. Así es la vida. Un abrazo, Claudia, y gracias por estar siempre pendiente de mis post.

      Eliminar
  2. Es un tema de crrer que la delgadez es el estado físico que te permite disfrutar de un estado de felicidad, cuando esta, la felicidad, está en nuestra capacidad de amarnos y amar a quienes nos rodean, sentirnos satisfechos y bendecidos como somos, sin importar los estereotipos! Como tú! que siempre sonríes y nos haces reír!
    Que mujer mas valiente! gracias por este post Lauris!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariahe, muchas gracias por tu leer mi blog y por las cosas que me dices. Mil gracias en serio. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  3. Mi querida Lau. Entiendo tu punto pero creo que no es un secreto que al bajar tanto peso, la piel sobrante se convierte en otro problema y en esos casos, incluso también por salud, es necesario someterse a una cirugía adicional de quitar toda esa piel sobrante. Y tal vez sea ese el motivo de su desdicha porque igual no se siente bien consigo misma cuando se ve al espejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro, pero en el caso de mi lectora, a ella la EPS le hizo el By Pass Gástrico por salud y no por vanidad. Y lamentablemente, ella no tenía dinero para hacerse la siguiente cirugía por es considerada estética y esa no la cubre el POS, pese a los problemas sicológicos que le estaba generando. OJalá lo haya podido resolver. Nunca me volvío a escribir.

      Eliminar
  4. De verdad que valentia la de Julia, como este caso hay muchisimos...(me incluyo) en los que por estar pensando que si me entra algo talla 6 o 4 la dicha y la felicidad llegan magicamente también... y a la hora de la verdad nunca nos vamos a sentir satisfechas con nada de lo que tenemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solarte, lamentablemente es tan compleja la mente de los seres humanos, que muchas veces somos nosotros mismos los que nos encargamos de llevar vidas llenas de amargura. Gracias por leer mi blog.

      Eliminar
  5. Es admirable lo que hizo Julia y me gustaría saber realmente cómo lo logró.
    Es verdad que uno se debe sentir bien este como este, pero da mucha tristeza ir a comprar ropa y que nada te quede, cada vez la ropa es mas chiquita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angela María, sé perfectamente lo que sientes cuando vas a comprar ropa, porque lo vivo hace ya varios años. Entiendo que Julia bajó de peso teniendo autocontrol y realizando ejercicio, y no porque se haya sometido a un régimen comercial. A las gordas en Colombia nos toca ser creativas y muy recursivas no hay de otra. Pero te puedo contactar con Jolie Benítez, una diseñadora bogotana, que por muy buenos precios está haciendo ropa muy linda en tallas grandes.

      Eliminar
  6. Gran historia, gracias por compartirla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente, me pareció muy inspiradora. Gracias por visitar mi blog.

      Eliminar
  7. Laurita, pero que desanimo se siente ver la ropa que a uno le gusta y que no le quede. En nuestro pais la ropa cada vez la hacen mas pequeña, las tallas 10 o 12 que ponen en los pantalones escasamente llegan a ser 8. Mi caso es asi: mido 1.68 y peso 75 kilos. normalmente era 12 o 14 , pero los almacenes de ropa para la oficina que hacian tallas 12 como besito de coco y fuera de serie, ya bajaron las tallas y ahora esos vestidos talla 12 que antes me quedaban ya no me entran. ni siquiera el entran a una amiga que es talla 10. y no es que me haya engordado. realmente siempre he pesado lo mismo. Mi punto es que cuando voy a un almacen de ropa normal nada me queda, o me queda excesivamente apretado, como para embutir con mantequilla ( Y prefiero la comodidad ante todo), y cuando voy a un almacen de tallas grandes, todo me queda excesivamente Grande !! Lo que antes era un placer para mi, (el ir de compras a un centro comercial) ahora es una pesadilla, y prefiero no hacerlo .. porque que desilusion tna grande que la industria haga ropa para mujeres delgadas casi anorexicas. Si bien la felicidad no esta en la talla, si tiene que ver, con no poder comprarse algo realmente lindo que quede bien, que uno se sienta a gusto y seguro cuando esta en sociedad, ya sea con la pareja, o en la oficina y sin ocasionar ridiculos comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana,
      Te entiendo perfectamente, y claro, tu no eres gorda, y es lamentable lo que pasa en el mercado nacional. Si quieres te puedo poner en contacto con Jolie Benítez, una joven y talentosa diseñadora bogotana que sin duda te puede ayudar a resolver el problema y créeme, por muy buen precio. Me cuentas si te sirve el dato.

      Eliminar
  8. Todos tenemos derecho a ser como queramos ser.
    Es triste que en el mercado no se nos ofrezcan en ocasiones los medios para vernos y a través de esto sentirnos mejor; sin embargo, considero que mas que nos ofrezcan o no, esos medios que consideramos necesarios, podemos hacer algo por nosotras. Creo que Julia, no solo es un ejemplo por lo que hizo y por la enseñanza que deja al hacer esto, también es un medio de ver a donde podemos llegar, desde lo positivo hasta en lo negativo de la situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,
      Tienes toda la razón, Julia es un modelo a seguir. Me alegra que te haya gustado el post. Gracias por leer mi blog.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com