viernes, 29 de abril de 2011

¿Y ahora, cuántos años tendremos qué esperar?

Tomada de Internet
Imagen de la ceremonia anglicacana durante la cual se casaron William y Kate.

Para cerrar de una vez por todas este capítulo de Boda Real, un corto comentario personal. Ya todo se ha dicho, las fotos han sido publicadas en todos los medios y no me queda mucho que agregar, solo que la ahora Duquesa de Cambridge lució ¡perfecta!, romántica, glamourosa, clásica y hermosa, pero creo que más que por el vestido que eligió, por el amor y la felicidad que desbordó durante toda la ceremonia matrimonial con William.

Me gustó el traje, por supuesto, lo ví y la reminiscencia fue inevitable: ¡Es Grace Kelly versión siglo XXI! Kate lucía sobria, linda, muy linda, y como lo dije en lapesadademoda.blogspot.com del 25 de abril, se ve perfecta pero no había ese toque teatral que a mí me hubiera encantado ver. Creo que fue lo único que faltó. Tal vez con una cola más larga hubiera sido suficiente.

Tomada de Internet
Pipa Middleton también lució de blanco, y además se veía espectacular. Las dos iban de Alexander McQueen, muy lindas.

Sarah Burton, sucesora del desaparecido Alexander Mcqueen, como directora creativa de la casa del mismo nombre, fue la encargada de la elaboración del traje que sin duda marcara tendencia para las novias del futuro.

Se nos casó William el auténtico Príncipe Azul con el que todas soñamos. No sólo es el segundo en la línea de sucesión al trono, sino que además parece que es inteligente, divertido, carismático y bonito/churro/buen mozo, como corresponde a un verdadero príncipe azul.

Tomada de Internet
¿Será que Andrea se animará algún día a pedirle matrimonio a Tatiana Santodomingo? Este noviazgo esta eterno.
Ojalá les vaya muy bien en esta nueva etapa. Para quienes somos fanáticos de este tipo de eventos sobredimensionados, la próxima opción llega en julio con la boda de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock, que será mucho más reservada. Luego, sentarnos a esperar que Andrea Casiraghi se decida pedirle matrimonio a la colombiana (¡ja!) Tatiana Santodomingo y entonces, nos volveremos locos especulando sobre este enlace, que tendrá una combinación de aristocracia y jet set, al que seguro muchos colombianos aspirarán ser invitados.
Tomada de Internet
Guillermo de Holanda y Máxima han logrado consolidar una familia en estos nueve años de matrimonio. Amalia es su primgénita.

La siguiente podría ser su hermana Carlotta Casiraghi, que es mucho más bella que Carolina de Mónaco, su madre. Después de esto, van a pasar muchos años antes de volver a vivir una boda real como la de hoy. Porque las siguientes serían: Leonor, hijita mayor de Felipe y Letizia de España y, Amalia, primogénita de Máxima y Guillermo de Holanda y apenas son unas niñas de 6 años.

Tomada de Internet
Felipe y Letizia también tiene un bonito hogar con sus dos hijas, Leonor y Sofía.



Y colorín colorado, este cuento de hadas, apenas ha comenzado. ¡Dios salve a los recién casados!

No puedo dejar de decirles que...
- Me encantó que la Reina Isabell II se hubiera ido por el color amarillo para su vestido.
- Las pamelas, tocados y sombreros, protagonistas absolutos de la moda real.
- Nunca vi a Rania de Jordania ni a Carolina de Mónaco, ¿No fueron?
- Lindas: Máxima de Holanda; Victoria de Suecia; Letizia de España y Victoria de Beckham.
- Amé a los hermanitos Windsor Spencer (William y Harry).
- Por el contario Beatriz y Eugenia, no niegan que son hijas de su madre.
- Mi desagrado por Camila Parker se mantiene intacto, pensé que lo había superado pero no (¡lo siento!).
- Kate escogió la tiara que Jorge VI (el mismo del Discurso del Rey), le regaló a su esposa la Reina Isabel I y que ésta a su vez se la regaló a la Reina Isabell II, su hija, cuando cumplió 18 años. Diseño de la casa Cartier 1936.
- Aunque el protocolo dice que solo la novia viste de blanco, me encontré un dato curioso que lo paso tal cual: “La tradición de las damas de honor vienen de la edad media (si me equivoco por favor corrijanme), que originalmente eran damas solteras vestidas de blanco, con el propósito de confundir a los 'malos espíritus' que quisieran atacar a la novia”. Comentario tomado de Hola.es
- Dato adicional para quienes preguntan, ¿quién pagó todo? El protocolo de toda boda indica que los padres de la novia son los encargados y en este caso no hubo excepción a la regla. Los suegros de William, pagaron por lo menos 100 mil euros, para contribuir con el pago total de los gastos del matrimonio real.

¡Nos seguimos leyendo!

Sígame en: @lapesadademoda













lunes, 25 de abril de 2011

Kate Middleton, ¡sorpréndeme!

Tomado de Internet
Portal que la Casa Real Británica creo para informar sobre la Boda Real http://www.officialroyalwedding2011.org/

Como bien lo definió mi compañero de trabajo Andrés Vera, una boda real (mucho más si es el que se casa es el posible futuro rey de Inglaterra), es para mí el equivalente a una final de Mundial de Fútbol. ¡Me encanta! y tengo ansiedad. Así soy de superficial, qué le vamos a hacer.

Tomado de Internet
Kate Middleton siempre luce impecable, glamurosa y básica. Sin duda, impondrá un nuevo estilo que no sé si iguale o supere a Rania de Jordania, que en mi concepto es la más fashion de las monarquias del mundo.

Y mi ansiedad se justifica en el traje que va a lucir la novia, el secreto mejor guardado de toda boda/casamiento/matrimonio. Temo que Kate Middleton va a lucir perfecta, sofisticada y elegante pero sobria, y si se quiere, aburrida. ¡Que pesar!, que pesar para mí, que soy amante de la fastuosidad para este tipo de eventos, lo que quiere decir que en materia de parafernalia de bodas / royal wedding Diana Spencer, luego de Gales, seguirá siendo la reina en la historia de bodas reales / royal wedding con su voluminoso traje de kilométrica cola, sello de una década exagerada como fueron los 80’s. Ojalá me equivoque.

Tomado de Internet
Cuando vimos el traje de Diana Spencer, muchas soñamos con encontrar nuestro propio príncipe azul, que no tenía nada de bonito, pero que imagínabamos estaba loco de amor por ella. ¿No creen que esta escena es propia de cuentos de hadas y princesas?

Desde que la conocemos Kate M. ha sido un ejemplo de sofisticación y sobriedad. Siempre luce impecable, pero básica, clásica, respondiendo a los cánones del glamour británico de las familias adineradas. Y claro está, perfecto para la futura reina de Inglaterra. Acá entre nos, soy de las que piensa que Isabell II se va a saltar la línea de sucesión y abdicará a favor de su nieto y no en Carlos, su hijo, papá de William y próximo suegro de Kate.

Tomado de Internet
Kate como cualquier hija de barrio, usa prendas básicas como lo hacen las chicas de su edad.

Aún no tengo claro cómo será mi viernes, pero seguramente voy a estar sentada frente al televisor desde las 3:00 a.m. (hora en que se inicia la transmisión en directo, al menos en Colombia), online en Twitter y el Facebook, así soy no tengo como excusar mi superficialidad.

Igual sé que Kate va marcar una nueva tendencia. Tal vez no luzca un toque medieval como Letizia de Borbón; ni el fascinante y sencillo romanticismo de Mette-Marit Tjessem; ni la simplicidad de Victoria de Suecia; ni el trabajo en mangas y encajes de Mary Donalson o Marie Cavallier; tal vez tampoco sea alta costura como el de Máxima Zorreguieta; Kate Middleton seguro nos va a sorprender con un traje sencillo pero lleno de clase, glamour, sofisticación y sobriedad, pero insisto, nada fastuoso.

Si Lady Di dejó una estela de trajes magníficos, pomposos, extravagantes si se quiere, cargados de tules, velos, perlas y organzas, Kate tal vez nos dejará una lección de menos es más, pero sin perder perfección como corresponde a la futura reina de Inglaterra.

Top five real

Obviamente no iba a cerrar este post sin contarles cuál es mi top five real de la última década. No incluyo ni a Grace Kelly, ni a Carolina de Mónaco en su boda con Philippe Junot ni a Lady Di porque ellas tendrán su propio post.

Tomado de Internet
Marie Cavallier, princesa de Dinamarca, eligió un vestido de novia, muy del estilo de su cuñada, la princesa Mary Donalson, diseñado Arasa Morelli, una firma suiza-española. Traje elaborado con encajes de bordado francés inspirado en los de tipo Calais del siglo XIX y motivos florales, y revestido con tafetán de seda tejido con reps de color marfil. La cola, de 3 metros de largo.

5. Marie Cavallier: Definitivamente es el que menos me gusta. Es el típico vestido de novia gringo, aunque el encaje de las mangas lo hayan bordado monjas danesas, parece una muñequita de esas que se ponen encima de la torta de bodas. Muy normal.

Tomada de Internet
La Princesa Victoria de Suecia escogió al diseñador sueco Pär Engsheden. El modelo fue confeccionado en seda duquesa satinada en color crema, con manga corta y cuello hacia el exterior. La cintura muy marcada por un fajín abotonado en la parte posterior. La zona de la espalda tiene forma de V, también con botones forrados. La cola del vestido, de cinco metros de longitud. Victoria de Suecia llevó zapatos forrados en la misma tela del vestido de Roger Vivier, especialmente creados para ella.
4. Victoria de Suecia: Se veía linda, no hay novia fea. Pero igual un traje muy común y corriente, de no ser por el detalle del cuello que dejaba los hombros al descubierto.


Tomado de Internet
El trajede Mette-Marit princesa de Noruega, fue confeccionado por el modisto noruego Ove Harder Finseth,  reconocido creador de alta costura en su país. Fue elaborado en crêpe de seda color marfil, de línea clásica, el diseño estaba cargado de simbolismo por estar inspirado en el vestido que lució la reina Maud, bisabuela de Haakon de Noruega, el día de su boda con el rey Haakon VII. Tenía una cola de dos metros y un velo, de seis metros. Para destacar, la novia no llevaba el tradicional bouquet, sino una larga guirnalda trenzada con hojas verdes y una cuidada selección de flores.

3. Mette-Marit Tjessem: Aunque los noruegos son los reyes del diseño contemporáneo, el vestido de la futura reina brillaba por su sencillez y romanticismo. Puro diseño contemporáneo hecho traje de novia.
 
Tomada de Internet
Letizia Ortiz, Princesa de Asturias, escogió a Manuel Pertegaz. La parte superior, ceñida al cuerpo, con una cola de 4,50 metros a partir de la cadera. Escote en pico y cuello 'corola' bordado en hilo de plata y oro hilado por ambos lados, al igual que el escote de la espalda, las manoplas de las mangas. Un elaborado bordado alegórico de motivos heráldicos: la flor de lis floral, la flor de lis heráldica, las espigas de trigo, los tréboles y los madroños, realzaron la creación del diseñador español. El traje fue confeccionado en seda natural tramada con hilos de plata fina.

2. Letizia de Borbón: El vestido de Letizia me gusta porque es fastuoso, tiene ese toque que para mi bizarro gusto deben tener los trajes de las novias de la realeza. Es una pieza de alta costura que me encantó. Gracias Pertegaz.

Tomada de Internet
Máxima Zorreguieta, princesa de Holanda, lució un modelo caracterizado por el buen gusto, sin estridencias ni lujos innecesarios, muy elegante y sofisticado. Una obra del diseñador italiano Valentino. De manga larga ajustada, discreto cuello redondeado -que evocaba a Audrey-Hepburn-, cuerpo liso sin ningún adorno y escaso vuelo. Tenía una cola de cinco metros de larga.

1. Máxima Zorreguieta: Definitiva e indiscutiblemente mi número uno. Me parece que tiene todo. Es vistoso, opulento, pero sin llegar a ser extravagante, es una auténtica joya de alta costura, la hacía lucir majestuosa. Creo que no debo decir más.

Tal vez, después del viernes, escriba otro post una vez la futura reina salga del Rolls Royce en que llegará a la Abadía de Westminster para hacer su caminata nupcial, para convertirse en la esposa de William Arthur Philip Louis Windsor Spencer, futuro rey de Inglaterra. ¡Nos leemos después del 29 de abril!

@lapesadademoda



jueves, 7 de abril de 2011

No me gusta la nueva Mujer Maravilla

Tomada de Internet
Adrianne Palicki caracterizando a la Mujer Maravilla del siglo XXI, la heroína que no me gusta. ¿Qué opinan ustedes de este traje?

No me gustó. No es que sea una purista del tema, pero no me gustó. Es más, me molesta que hayan alterado de esa manera el traje, el mejor traje de una heroína, de mi heroína de la infancia. ¡Protesto! Esa no es la Mujer Maravilla / Wonder Woman / de mis sueños de niña.

Tomada de Internet
Primera versión del traje de la Mujer Maravilla. Nótese el detalle del hot pant / Short que era mucho más recatado y con las estrellas distribuidas por toda la prenda.

Cuando era niña (cuando no pesaba ni siquiera 35 kilos) anhelaba llegar a grande y descubrir que iba a recibir mis poderes y entonces me iba a ver tan espectacular como Diana Prince en ese diminuto short / hot pant / calzoneta y que mis atributos se destacarían de la misma forma en que a Diana Prince se le veía el busto con ese bustier / corsé / corpiño rojo y dorado. Obvio, nunca pasó nada. No recibí los poderes, pero la Mujer Maravilla / Wonder Woman se mantuvo intacta en mi memoria y mi corazón.

Tomado de Internet
Megan Fox era para mí la que más se acercaba a la imagen de la Mujer Maravilla. Para nadie es un secreto que tiene un cuerpo espectacular, además luce tonificada y Atlética.

Por eso, con gran ilusión me enteré hace un par de años que iban a realizar el remake de la serie y que varios nombres de famosas se perfilaban como la heroína de la nueva saga. Megan Fox (mi favorita), Beyoncé, Sandra Bullock, Jennifer Love Hewitt, Jessica Alba, Demi Moore, Carmen Electra, Jessica Biel, Mila Kunis (mi segunda favorita) y Eliza Dushku, eran algunas de las candidatas.

Tomada de Internet
Este fue el traje que nos mostraron antes de comenzar a rodar el programa piloto del remake de la serie. Ese color del leggins / lycra / calza luce mucho más cercano al original y las botas azules con tacón / taco le dan otro carácter. Había que darle una oportunidad a la nueva versión. Sin embargo...

Por supuesto, quería ver cómo sería el retorno de la Mujer Maravilla / Wonder Woman y tenía un especial interés: ver cómo sería el traje con el que se enfrentaría a los malos, pero también conocer el nombre del diseñador que tendría el honor de hacer la nueva versión del que -en mi concepto- ha sido la mejor vestimenta de héroe alguno.

¡Qué desilusión! En primer lugar, eligieron a la modelo norteamericana Adrianne Palicki para que personificara a la nueva Diana Prince y luego, ese horrible traje que ni es futurista, ni moderno, ni contemporáneo. Es más, mejores versiones se consiguen en http://www.halloweencostumes.com/.

¡Que pesar! mis modestos conocimientos fashion fantasearon con que Thierry Mugler sería el elegido, si tenemos en cuenta sus antecedentes con Beyoncé y Lady Gaga, solo por citar un ejemplo, pero no.

Tomada de Internet
Boceto de unos de los trajes que Thierry Mugler le ha diseñado a Beyoncé para una de sus giras de concierto.

Aún no he podido conocer el nombre del diseñador, tal vez fue algún vestuarista hollywoodense el que lo hizo, pero dista mucho del hermoso trabajo que se hizo en los 70’s con la serie original. O acaso, al menos mis contemporáneas, no recuerdan además del traje de combate, el sexy traje de buzo, que con algunas modificaciones básicas también le servía cuando montaba en motocicleta.

Tomado de Internet
El traje de buzo de la Mujer Maravilla. Con su cintura alta, propio de la época (eran los 70`s), Linda Carter se veía genial.

La Mujer Maravilla / Wonder Woman, no sólo era fuerza, inteligencia, belleza, buen estado físico, ella fue un ícono fashion en una época en que el hot pant / short tenía otro carácter. Ella se veía sexy sin rayar en la vulgaridad. Se veía bien vestida, sin tener un traje estrambótico aunque usara los colores la bandera. Se veía cómoda al correr o saltar, a pesar de los tacones / tacos de sus botas rojas. En cambio ahora, ese leggins / calza / chicle / lycra en un azul indefinido y el corsé / bustier le queda fatal a Adrianne Palicki, parece hecho en una especie de spandex rojo barato, con todo respeto, pero parece un traje comprado en cualquier almacén de Sanvictorino en el centro en Bogotá.

Tomadas de Internet
Juzguen ustedes mismas. Adrianne Palicki no se ve atlética, Linda Carter sí. El traje de Adrianne en abril de 2011 no se ve ni actual, ni moderno y mucho menos bonito. El de Linda aunque se hizo en la década del 70 sigue luciendo moderno. ¿O será que no soy objetiva?

No me gusta y con esta entrada manifiesto mi protesta. A esa Mujer Maravilla / Wonder Woman no la pienso seguir. He decidido que en mi mente, la única personificación de mi heroína de infancia siempre será la irremplazable Linda Carter con su traje setentero.

@lapesadademoda