martes, 23 de noviembre de 2010

¿Problemas de sobrepeso?, le ayudo a bajar, pregúnteme cómo


No sé si reír (pa’ burlarme), o llorar (de la piedra), cada vez que voy por la calle y casualmente veo a esos hombres y mujeres que cargan un botoncito arriba del corazón donde se lee: ¿Problemas de sobrepeso?, le ayudo a bajar, pregúnteme cómo.

El hombrecito o la mujercita, me ve y sus ojos comienzan a brillar, los he visto. La comisura de los labios se contrae y empieza a dibujarse una sonrisita presuntamente amigable, pero que para mí es como si estuviera viendo al mismísimo Guasón, el villano de Batman.

Dependiendo de su intrepidez o a lo mejor del entrenamiento que seguramente recibió durante el fin de semana en el taller: Cómo abordar un cliente anónimo en una avenida mientras espera que el semáforo cambie de rojo a verde o Convierta minutos valiosos en dinero efectivo para su bolsillo el personajillo éste se anima a hablarme y me entrega una tarjeta de presentación o en el peor de los casos, para él, me saluda con una reverencia y se cruza conmigo siempre por mi izquierda, imagino que con la intención de hacer que yo lea que él me puede ayudar con mi problema de sobrepeso.

Y siempre pasa lo mismo. ¡Los ignoro! Odio que me quieran ofrecer productos para bajar de peso, pero más lo odio si son Herbalife. No me gustan, no creo en productos milagrosos, por una sencilla razón: No tengo fuerza de voluntad, no tengo disciplina, si la tuviera, créanme no sería gorda. Si estos productos me inyectaran disciplina entonces los tomaría, los compraría.

Y qué decir cuando son viejos conocidos, o amigos, que aparecen de la nada para contarme que están en un programa de nutrición interesantísimo que me puede ayudar con mis problemas de digestión (no sabía que los tenía), y que además me generará ingresos importantes… Amigos, conocidos, que pena con ustedes, les agradezco sus nobles intenciones, pero en serio, no los voy a comprar. Cuando los quiera, ¡les juro!, yo misma los voy a llamar, pero mientras no me haga el bypass mental eso no va a suceder.

Si alguien me quiere “ayudar”, mejor me ponen en contacto con un sicólogo, con un mentalista, con un hipnotizador, con un siquiatra, ese sí que me vendría bien.

lapesadademoda@gmail.com
Twitter:
@lapesadademoda












viernes, 12 de noviembre de 2010

El encanto de Goyo, de CQT

Tomada de Internet
Slow, Goyo y Tostao, integrantes de Choc Quib Town con su Latin Grammy.

No vi los Grammy Latinos, y nos los ví porque la última vez, hace dos años, me cansé de ver que esos premios eran siempre para los Texmex, que los chistes solo eran para los latinos inmigrantes que viven en USA y para el público mexicano. No me sentía representada como latinoamericana (como me enseñó en una rueda de prensa hace ya muchos años el maestro, Joan Manuel Serrat), por eso los dejé de ver. Y no los vi de anoche y me arrepiento.

Pero no, por no haber oído los chistes de Lucerito (lo siento, para mi serás Lucerito forever), sino porque no pude ver en directo la presentación de Choc Quib Town, para que se me erizara la piel viéndolos.

Pero los vi esta mañana en cada una de las repeticiones de los noticieros nacionales y los he vuelto a ver en el transcurso del día en Internet, que orgullo verlos y que inspirador que debe ser para otros muchachos ver cómo entusiasmarse con un proyecto musical, en este caso, puede generar tanto orgullo y espero, mucho éxito para Goyo, Slow y Tostao y el resto de sus integrantes.

Tomada de Internet
Goyo con el camisón de Olga Piedrahita

Tomada de Internet
Choc Quib Town en plena presentación en los Latin Grammy 2010, desde Las Vegas.

Y como este blog principalmente es para hablar de ropa, tengo que destacar el atuendo de Goyo, se veía ¡PRECIOSA!, me encantó el camisón blanco asimétrico y lleno de volumen, diseño de Olga Piedrahita, ¡nuestra Olga! Se veía hermosa con sus leggins, los Reebok rojos y el turbante azul; tenía esa combinación de glamour con sabrosura, tan propio de las negras, que saben que se roban todas las miradas, que saben que son estrellas y que deben brillar por si solas. ¡Me encantó!

Que sigan cosechando Éxitos los CQT (Choc Quib Town), y como ellos mismos dicen:

“Somos pacífico, estamos unidos,
nos une la región,
la pinta, la raza y el don del sabor”




Video tomado de Youtube

P.D. Con tanto talento colombiano por ahí, prometo volver a ver los Grammy Latinos, para no volver a sentir arrepentimiento por no vivir un momento histórico como este.



lapesadademoda@gmail.com
Twitter:
@lapesadademoda