jueves, 19 de agosto de 2010

¿Yo soy ella?, ¡Yo soy ella!

Foto tomada de Internet

¡Amo a Jane Bingum! (Drop Dead Diva), fue lo mejor que me pudo pasar en mi vida de gorda. Gracias a ella encontré el origen de mi problema de obesidad, ¡YO SOY ELLA!

No es que coma mucho, no es un problema genético, no es que tenga una vida sedentaria, no es que no tenga fuerza de voluntad. ¡No! La razón es simple, yo era una adorable y brillante flaca, con curvas bien definidas pero morí y volví a la vida en el cuerpo de una gorda, que también es fantástica e inteligente. Una flaca que vive encerrada en el cuerpo de una gorda. ¡Yo soy ella!

Foto tomada de Internet

Por mi maniática costumbre de querer siempre tener el control remoto, un buen día vi esta nueva serie en Sony Entertaiment, con un nombre en inglés que a duras penas puedo pronunciar: Drop Dead Diva. No bautizaron la serie en español así que prefiero decir DDD, para no tener mayores problemas de dicción.

Para quienes no lo han visto -todavía- les puedo contar que, Jane Bingum, interpretada por Brooke Elliott (Wicked, Taboo), es una abogada que trabaja en una oficina de juristas que sufre un atentado que iba dirigido a su jefe y muere en ese mismo instante que el alma de una rubia aspirante a modelo, Deb Dobson (interpretada por Brooke D´Orsay), intenta regresar a la tierra después de un accidente automovilístico.

La rubia, aspirante a modelo, regresa a la vida pero tal vez en la peor circunstancia posible, en la que nadie quisiera caer, y mucho menos una flaca con un físico envidiable, volvió a la vida pero en el cuerpo de una gorda. ¡Yo soy ella!


Jane Bingum, quien para el resto de sus conocidos se salvó milagrosamente de morir, regresa con una especie de amnesia para poder justificar porque no reconoce a nadie, aunque sus conocimientos sobre leyes se mantienen intactos. ¡Y regresa fantástica! Con mucho estilo, con mucho sentido del mundo fashion y del jet set. ¡Se los dije, yo soy ella!


Foto tomada de Internet

La serie en Colombia se puede ver por el canal Sony todos los miércoles en la noche, aunque por estos días están repitiendo la primera temporada. En USA, desde julio pasado emiten la segunda.


En Estados Unidos, se estima que 2.8 millones de espectadores vieron el primer capítulo de la serie, que una vez más, puso a una chica talla plus como protagonista de una serie que no alcanza a ser comedia, pero que tiene una línea dramática divertida, donde Jane no es una gorda chistosa, ni hace cosas ridículas sino por el contrario es una mujer muy atractiva, con una exitosa carrera como abogada, con garbo, con clase, estilo y sobretodo, segura de sí misma.


Además de las interpretaciones, de las historias, tengo que decir que el vestuarista de la serie, ha sido muy acertado en su trabajo con la protagonista, ya que si bien siempre mantiene a Jane con una línea clásica para el personaje en sus escenas en los tribunales o en las oficinas, éstos atuendos no la hacen lucir ni aburrida, ni pasada de moda, se nota que cuida los detalles en accesorios y maquillaje, ya que siempre tiene detalles que permiten que Jane (Brooke) conserve su gusto por la moda y luzca impecable.


Foto tomada de Internet

Igual ocurre con las prendas elegidas para las escenas que la muestran fuera del ámbito laboral. Desde la pijamas hasta la ropa para salir a cenar o divertirse en una fiesta.

Les recomiendo verla, se van a divertir. Van a ver que es una gorda que se acepta como es, que tiene éxito en el amor, en el trabajo, que tiene buenos y grandes amigos, ¡como yo!


">


lapesadademoda@gmail.com
Twitter:
@lapesadademoda