martes, 23 de noviembre de 2010

¿Problemas de sobrepeso?, le ayudo a bajar, pregúnteme cómo


No sé si reír (pa’ burlarme), o llorar (de la piedra), cada vez que voy por la calle y casualmente veo a esos hombres y mujeres que cargan un botoncito arriba del corazón donde se lee: ¿Problemas de sobrepeso?, le ayudo a bajar, pregúnteme cómo.

El hombrecito o la mujercita, me ve y sus ojos comienzan a brillar, los he visto. La comisura de los labios se contrae y empieza a dibujarse una sonrisita presuntamente amigable, pero que para mí es como si estuviera viendo al mismísimo Guasón, el villano de Batman.

Dependiendo de su intrepidez o a lo mejor del entrenamiento que seguramente recibió durante el fin de semana en el taller: Cómo abordar un cliente anónimo en una avenida mientras espera que el semáforo cambie de rojo a verde o Convierta minutos valiosos en dinero efectivo para su bolsillo el personajillo éste se anima a hablarme y me entrega una tarjeta de presentación o en el peor de los casos, para él, me saluda con una reverencia y se cruza conmigo siempre por mi izquierda, imagino que con la intención de hacer que yo lea que él me puede ayudar con mi problema de sobrepeso.

Y siempre pasa lo mismo. ¡Los ignoro! Odio que me quieran ofrecer productos para bajar de peso, pero más lo odio si son Herbalife. No me gustan, no creo en productos milagrosos, por una sencilla razón: No tengo fuerza de voluntad, no tengo disciplina, si la tuviera, créanme no sería gorda. Si estos productos me inyectaran disciplina entonces los tomaría, los compraría.

Y qué decir cuando son viejos conocidos, o amigos, que aparecen de la nada para contarme que están en un programa de nutrición interesantísimo que me puede ayudar con mis problemas de digestión (no sabía que los tenía), y que además me generará ingresos importantes… Amigos, conocidos, que pena con ustedes, les agradezco sus nobles intenciones, pero en serio, no los voy a comprar. Cuando los quiera, ¡les juro!, yo misma los voy a llamar, pero mientras no me haga el bypass mental eso no va a suceder.

Si alguien me quiere “ayudar”, mejor me ponen en contacto con un sicólogo, con un mentalista, con un hipnotizador, con un siquiatra, ese sí que me vendría bien.

lapesadademoda@gmail.com
Twitter:
@lapesadademoda












18 comentarios:

  1. Ayy Lauris, confieso: una vez fui víctima y caí en las garras de Herbalife, eso no sirve de nadaaaaaaaaaaaaaa..un perdón a los que si les ayudo a bajar así fuese medio kilo...consuelo de bobos...mmm?¿?¿?¿ jua jua ...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, lo siento por tí y por la forma cómo un desconocido te aborda en la calle, te hace sentir mal e invade tu espacio. Ya sabes que soy distribuidora de Herbalife y ningún producto es mágico, lo sé porque los HE PROBADO, y depende mucho de tí, de tu voluntad y de tus ganas de controlar tu peso. Son productos de nutrición que si no se siguen con las recomendaciones para cada uno, pues obvio que la gente no baja nada. Lo que tú dices es muy cierto, si no hay disciplina ni voluntad, NUNCA LO LOGRARÁS, aunque te hagan hipnosis. Entiendo tu punto de vista porque para muchas personas es invasivo el hecho de que un distribuidor se acerque a un desconocido en la calle, con el signo pesos en su mirada que te ve como la presa perfecta. Pero creo que nunca has probado un producto de la marca como para decir que no crees en ellos y que son mágicos. Dónde dice que son mágicos? Eso te lo inventaste tú. Te lo digo con todo el cariño de amiga que te tengo, respeto este espacio tuyo de expresión pero es mejor primero informarse un poco más antes de despotricar. Con el cariño de siempre, PAO

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que se genere la polémica. De eso se trata este espacio. Un abracito.

    ResponderEliminar
  4. En alguna epoca le propuse a un viejo amigo que POR CARIDAD ! me "secuestrara" durante un mes.... estaba convencida que asi perderia peso.
    Que paso?
    El era ENEMIGO de cualquier tipo de secuestro pero MUUUUY amigo y admirador de cualquier tipo de gordita ;)

    ResponderEliminar
  5. Laurisssss pobrecitos los que venden Herbalife y esas otras cosas, yo los he probado y sé que no sirven de mucho (y eso que son bien caritos). Usted sabe que yo he probado de TODO y todo es todo para controlar el peso pero creo que ellos tienen, con sus ganancias, el mismo afán que tenemos nosotras de bajar de peso, téngales compasión, jajaja. Amiga, quienes tenemos ascendencia muisca y cundiboyacence no podemos luchar contra nuestra genética, seremos gorditos per sé... lo único que sirve para bajar de peso es mantener la boca cerrada, sin disciplina no hay milagros!

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo claro Ingrid, el problema no son los productos, ni los aparatos, ni nada, el problema es esta cabeza mia que no comprende que debe cambiar. ¡Abrazo! Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  7. Mi Lauris... qué pensará usted cuando algún imbécil me dice: 'Amparito, si está delgada...'. Sin reparo le digo (Imbécil, eso es mental) cuándo me ha visto gorda... nunca he sido gorda. Por qué la gente se empeña en verlo a una diferente, si una no les está haciendo ningún daño como es.
    Amparo FJ

    ResponderEliminar
  8. Amparito, como me encanta ver que sigue el blog. Y me encanta el comentario.

    ResponderEliminar
  9. Bueno.. pues tambien he sido victima de estos personajes en la calle .... señoras sin oficio que andan en busca de nosotras las gorditas para hacernos sentir mal.. como si tener sobrepeso o ser obesa(mi caso personal) fuera un pecado mortal!!! que tal... tan atrevidas ... ademas sera que con su boton detectan si la obesidad que tenemos se presenta solo por comer, por condiciones medicas, o porque si?...

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. A mi me fue bien con Herbalife. Cuando el presupuesto familiar lo permite, compramos. Hace unos años perdí unos 12 kilos y me mantuve así creo que unos 3 años. Luego me casé pero esa es otra historia :)
    Indudablemente, la fuerza de voluntad y la disciplina no vienen en envases que nos permitan bajar de peso sin esfuerzo(hablando de aquellos que subimos por comer y no hacer ejercicio, no de los que suben por algún problema de salud).
    En todo caso, prefiero los batidos, ejercitarme y comer saludablemente a cualquier método invasivo existente. O eso, o quedarme como estoy :)

    Saludos,
    Catherine

    ResponderEliminar
  12. JAJAJAJAJAJA Laurita... Me hiciste reir... A mí una vez que estaba en una piscina toda incómoda porque ODIO los vestidos de baño, una vieja (joven) se me acercó y me dijo que era obvio que "yo la necesitaba" y que me tenía el "plan perfecto" para que el vestido de baño se me viera bien!!!... Ahhh?? Puedes creer esto?... Yo traté de controlar todas las malas palabras que se me vinieron a la mente, y tratando de ser tranquila le pregunté que si era Herbalife... Obvio la dama en cuestión sacó pecho y dijo que POR SUPUESTO... Yo le contesté "sinceramente, si tuviera la plata para pagar lo de Herbalife, preferiría usarla para meterme a un gimnasio"... Creo que se ofendió porque volteó su flaca espalda y se fue!!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA... Un beso Laurita

    ResponderEliminar
  13. Para mi es humillante que este por la calle o sentada en un paradero esperando el sipt y se acercan los susodichos de herbalife y empieza a decirle a uno que la obesidad es una enfermedad que mata millones de personas y todo el mundo te voltea a mirar como si estuvieras capando cementerio... me deprime bastante...

    ResponderEliminar
  14. Es tan verídico porque también lo he vivido pero a eso le podemos sumar el comentario de la persona que hace mucho no te ve y de una te dice que "estas muy gorda " que falta de todo. Ahora simplemente ignoro los comentarios y me sigo tomando la sopita con juicio. Un abrazo lauris

    ResponderEliminar
  15. Pienso igual que tu y definitivamente es muy cierto lo que dices, el solo hecho de vender este producto los hace personas incluso imprudentes. A mi me han ofrecido desayunos y masajes "sin compromiso" y hasta me dijeron que el secreto estaba en afiliarme a nombre de alguien para que salieran más baratos mis compras. Pero lo importante es que siempre me cogen con "tiempo" por lo que los dejo hablar y que me cuenten su historia y entre conversaciones siempre sale la dieta, menos porciones alimentación y algún tipo de ejercicio constante por lo que les digo - Ok, viste adelgazaste por tu cambio en le estilo de vida, no por herbalife - pero sale el buen argumento de que estos productos ayudan es a la ansiedad, la ansiedad se controla con peras y manzanas (6 a $4mil en el éxito) y buena fuerza de voluntad no con 2 batidos de herbalife para decirse a si mismo yo puedo controlar la ansiedad... Conclusión, me fue tan bien con el método Rada que volveré a iniciarlo ahora que me desjuicie, pero si algo me quedo, arranca con cosas pequeñas, aumenta el consumo de agua, al par semanas cambia la gaseosa por jugo, al par de semanas 30 min de bicicleta y así las cosas son más fácil....

    ResponderEliminar
  16. Pues cada quien habla de acuerdo a como le vaya en el baile....
    yo usé la malteada esa de Herbalife y les juro que en dos días sentí la diferencia y hasta mis amigos lo notaron. SÍ BAJÉ,... pero no la pude seguir comprando por el precio. Luego, estuve leyendo q en algunos países los han sancionado por estudios q hablan de daños hepáticos y eso me dió sustico y nunca la volví a tomar.

    ResponderEliminar
  17. Yo queria ir al show de Tony Camo supuestamente por que le reprograma a uno el cerebro, eso es lo que yo necesito, llevo juiciosa 6 meses con auriculomedicina y me ha servido montonessss.... pero tienes razón y comparto lo de la disciplina, la fuerza de voluntad, ahora yo me comprometí conmigo misma y con Dios a que me alejaria de la diabetes, hipertención, infartos etc.... ya sabes.... me ha funcionado y eso me tiene muy feliz, yo no quiero ser flaca, jamás lo fuí asi que no extraño ni anhelo nada de eso, pero ya logré salir de obesidad 3 y estoy a escasos 5 kilos de sobrepeso, es decir que estoy muy lejos de todas las enfermedades que mencioné antes, eso me tiene el corazón palpitando a mil jejejeje... yo a esos de los botoncitos les sonrio y hasta les digo que ya lo tomé pero realmente no son importantes para mi, ellos en su trabajo y yo en el mio.
    Lau un abrazo, hace mucho no te leia, linda semana.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com