domingo, 26 de septiembre de 2010

Gabourey no es Precious, sino una gorda feliz


Tomada de internet.
La foto de la polémica en la portada múltiple que tendrá la revista ELLE en octubre de 2010, con motivo de los 25 años de circulación en USA.
  
De mujer a mujer y de gorda a gorda no nos vamos a decir mentiras. Si a mí me toman una foto y la van a publicar en cualquier red social, incluso si yo misma la voy a publicar en este blog, quiero que en esa foto me vea, como yo creo que me ven todos los días, es decir, gorda pero linda. O por lo menos, gorda pero sin papada; que se me destaque la mandíbula que cada día se confunde más con mi cuello; que la cabeza luzca ligeramente separada del tronco; que las carnes de mi voluminoso cuerpo se vean firmes, pero pues no nos digamos mentiras, esa es la Laurita que yo tengo en el imaginario, pero que dista mucho de la que a diario ve, la gente que me ve.

Tomada de internet.
Después de el éxito conseguido con Precious, Gabby ha sido invitada de muchas revistas para que cuente su historia de vida.

 Tomada de internet.
Fotograma de la película Precious.

Y sin tener idea de qué habrá pensado, o qué habrá dicho Gabourey Sidibe, protagonista de Precious, rol que le valió la nominación al Oscar en la categoría de mejor actriz en 2010, yo creo que también pensó lo mismo. Y no estoy diciendo con esto, que esté de acuerdo con que la hayan ‘blanqueado’ a punta de photoshop, pero que sí le hicieron photoshop para que se viera mejor, pues no está mal. Es más, de pronto el color que se ve en la foto de la portada de ELLE, es más parecido a su color real, recuerden que siempre los colores cambian en el papel.
 

Tomada de internet
Portada del magazine The New York Times.
 

Tomada de internet.
Portada compartida con Dakota Fanning en V Magazine, una de las revistas más importantes de USA de Lujo y moda urbana.
 
Tomado de internet.
Portada de Gabourey en The Culture Page
 

Tomada de internet.
Portada en Ebony, la revista para afroamericanos más importante de USA.

 

















¿O acaso, cuando se han encontrado a un actor o un cantante en la calle, no se ve mucho más blanco, o más rosado, o menos negro, o más negro, de lo que siempre lo vemos visto en la tele?

De las cuatro actrices de 25 que eligieron para ser portada de la edición de celebración de los 25 años de la revista ELLE, a ‘Gabby’ fue la única que le recortaron el cuerpo, y eso, dicen los que han generado la polémica la hace ver más grande, más gorda… pero entonces al final quién los entiende. Si la hubieran mostrado de cuerpo entero, entonces iban a decir que la mostraron completa para mofarse de su figura, pero como la mostraron recortada entonces, también está mal.

Toda esta polémica revivió además, las supuestas despectivas declaraciones de Anna Wintour sobre el vestuario que uso Gabby para la ceremonia de los Premios Oscar, y valga la oportunidad para contarles que a mí también me pareció un desacierto por parte de su stylista, porque la he visto mucho mejor vestida en otras ocasiones y no, con ese horrendo vestido azul, que más parece sacado de un almacén de alquiler de trajes de quince de los calle 10 con carrera 9 en Bogotá, me encantan los trajes de Marchesa, pero en esta ocasión ese no era el traje para ella.

Tomada de intenet.
El vestido que a pocos gustó y era de Marchesa.

Para la muestra, algunas de las fotografías que le han hecho a Gabby en distintas ocasiones, donde se ve mucho mejor que con el vestido azul de los Oscars, y ojo, no se ve flaca, se ve linda, así tal cual es. Como siempre lo digo, no pretendo con este blog hacer apología de la gordura, pero si no vamos a ser flacas nunca, entonces, que nos veamos gordas pero siempre bien.

Para terminar, creo que acá lo verdaderamente importante es que ‘Gabby’ está en la portada de ELLE, una de las revistas femeninas más importantes del mundo, todos sabemos que ella es una negra talentosa, con una gran voz y saben qué es lo mejor de todo, que es una mujer feliz, gorda y feliz, como debe ser. Y recuerden, Gabourey es Gabourey no Precious, así que no le tengamos lástima, porque sencillamente, es una gorda feliz. Hasta cuando quiera, o pueda, dejar de serlo (gorda).

Tomadas de internet.
Y realicé esta selección de outfits de Gabby para mostrarles que aunque vaya casual, su enorme cuerpo puede verse bien, moderno y elegante, como ella quiera verse, porque sencillamente no se trata de verse flaca o menos gorda, sino bien.


lapesadademoda@gmail.com
Twitter:
@lapesadademoda

6 comentarios:

  1. Ser lo que se quiere o querer lo que se tiene. Lo primero suena presumido y, lo segundo, a conformismo. Lo importante es encontrar el equilibrio y creo que Gabourey lo ha logrado al llegar a la portada de una de las más importantes revistas femeninas, no por ser negra, no por ser gorda, sino por ser una mujer talentosa y digna de ser admirada.
    Saluditos.
    Pd. Increíble como cambia en cada fotografía y con cada atuendo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo siempre optaré por la moda más informal, bella e informal, sencilla pero llamativa como en la foto que pones de ella en pantalón sobre la alfombra roja. Muy buen seguimiento. Besos desde RD!

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que el vestido para los Oscar de Marchesa no está tan mal como dices! pero si que me gustan más los dos de la última foto sobre todo el blanco y negro. Besitos

    ResponderEliminar
  4. nadie piensa en la salud? .. la obesidad es una enfermedad que puede causar la muerte... yo creo que nadie es feliz de acortar su vida tanto... así que yo creo que debería bajar de peso por su salud

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo con vos, la obesidad puede traer consecuencias graves, como la muerte. Lo mejor seria que baje de peso, no por las criticas o por la felicidad sino por ella misma, por lo mas importante: la salud.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta su apariencia, la felicito, en verdad la admiro mucho
    Atentamente desde Colombia

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Puedes escribirme a lapesadademoda@gmail.com