lunes, 19 de febrero de 2018

¡Afro Power!

¡Hola a todos!

¿En qué momento nos llenaron la cabeza de tantas cucarachas?

No vi anoche a Mabel Lara, presentadora de Noticias UNO del nuevo Canal 1, porque hace varios años dejé de ver noticieros y periodísticos los domingos en la noche, aunque sé que hago mal porque ese noticiero lleva varios años siendo el más premiado de la televisión colombiana y, además, Mabel ostenta el título a mejor presentadora de noticias en los Premios India Catalina, durante varios años consecutivos, es una decisión que no tiene reversa por ahora. 

El asunto es que como no la vi anoche, me sorprendió ver esta mañana varias notas en medios, donde replicaban su foto en Instagram, donde ella decía que era la primera vez en 15 años que presentaba noticias luciendo su hermosa cabellera afro. Leí eso y quedé como ¡plop!

Tomada del Instagram de Mabel Lara 

¿Quién fue el genio que dijo que las crespas no podían lucir esas fabulosas melenas afros para presentar noticias? Seguro fue la misma persona que dijo que las gordas para lucir bien debían verse flacas, y por eso debían ocultarse con la ropa.

Ver la nota de Mabel, me hizo recordar algo que me contó otra periodista colombiana muy reconocida, su jefe le decía que si quería presentar noticias debía bajar más de peso, ¡y ella es flaca, reflaca y divina!

¡Ay Dios! esos estándares tan pendejos que se inventan, pero lo peor, que nosotros los hemos ido creyendo sin dudar. 

Mabel Lara, crespas del mundo, tienen pelos hermosos, siempre quise tener crespos, hasta me hice la permanente a mis 17 añitos, porque quería tener el pelo así lleno de rulos/crespos/churcos/ondas. OK que se alisen la peluca, como le digo yo con cariño a una de mis crespas favoritas, Carito Montealegre, pero porque quieren cambiar de look, no porque quieran ocultar esos crespos tan hermosos. Ella es mi amiga Carito, que también tiene unos churcos divinos.

Tomado del Instagram de Caritocoop

Ya, eso era lo que quería decir. 

P.D. No olviden que hoy 19 de febrero se me vence el plazo que me puso Youtube para seguir siendo partner de esa red. A esta hora me faltan 40 seguidores /7:30 p.m.) ¿ya me siguen?


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda

domingo, 4 de febrero de 2018

#CaféPorDiooos! con La Pesada de Moda (nueva sección)

¡Hola a todos!






Quienes me siguen en Twitter, vieron este tuit el viernes en mi Timeline, y como  la gente tiene un imaginario increíble, no sé qué tantas cosas llegaron a pensar que sería "la cosa RE increíble" que me había pasado.

Supongo que muchos pensaron, "contrato millonario", pero pppffffffffffff, nada de eso, jajajajaja, pero sí me pasó algo que es una de las cosas que me parecen más bacanas de las que personalmente, me han pasado con las redes y es tener contacto personal, así solo sea para tomar un café y hablar carreta/paja/sanata/platicar un rato, con alguna persona que de otra manera, difícilmente yo habría tenido contacto.

Me ha pasado, solo por nombrar algunas con: Mafe, Juana, Cristina, Charlie, Alexandra, Flavia, Angélica y ahora, con Antonio Navarro Wolf. (Aclaro, ésto es lo que a mí me gusta de la política, no más).

El asunto es que lo sigo hace varios años en Twitter, y en esa red me enteré que se iba  lanzar a la Alcaldía de Bogotá para el próximo periodo y como yo pago impuestos, siempre voto y cumplo como ciudadana, pues le recomendé que se diera una vuelta por la zona para que viviera de primera mano, el insufrible de trancón que nos toca a todos los que vivimos por donde yo vivo, y la cosa resultó en que el señor me aceptó un #CaféPorDiooos!!! en mi casa.

Le teníamos café, ponquecitos y pan, pero como venía de hacer ejercicio en Monserrate,  me recibió jugo de naranja y no más, yo sí me tomé mis dos tinticos, hechos con café viotuno 🔝.

Hablamos un montón, nos pareció (estábamos mi esposo, mi tía y una gran amiga nuestra) un buen tipo, y se me ocurrió hacer, ¡por fin!, una sección que hace rato quería hacer que es ésta que les voy a dejar a continuación, #CaféPorDiooos!!! con La Pesada de Moda.

Como van a ver, toooodoo, es improvisado. La cámara la hizo mi esposo y la edición yo, con un programa que nunca había usado y que como es de prueba, entonces me puso una marca de agua que no supe quitar, pero pues es que yo no soy editora y fue todo lo que pude hacer para poder subir el video hoy mismo, además, porque no tengo plata para pagarle a nadie por eso, pero la información me parece chévere y no la quería dejar pasar.


Ojalá les guste. Vamos a ver quién es el próxim@.

Ahí les dejo. Improvisación al 100%, pero eso sí, honestidad al 200%. ¡Esto es lo que soy y lo que hay!



¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda

domingo, 28 de enero de 2018

La decisión de Natalia (y la de Claudia, Paola, Johanna y la de todas)


¡Hola a todos!


Imagen tomada de Google.com
Me tomé la libertad de publicar en mi blog, algunas de las columnas que se publicaron en los últimos dos años en la revista Nueva, y voy a seguir publicando algunas de ellas, pues las personas a las que no les llegó a revista Nueva, no la pudieron leer. Además, porque la semana que acaba de pasar estuvo tan "acalorada", por cuenta de la respetable columna que escribió la periodista Claudia Morales en el diario El Espectador, pero también de la columna de, la también periodista, Paola Ochoa. Lo que yo escribí no tiene que ver directamente con los casos que las dos periodistas exponen, pero mi columna sí habla de algo que tiene que ver con ambos casos: El Respeto que a veces las mujeres no tenemos con las otras mujeres. Ésta es de hace como dos años. Así que ese "ayer", es de hace ya bastante tiempo. ** 

Ayer conocí el caso de Natalia. Es diseñadora gráfica, tiene treinta y pico, un hijo, es linda, muy linda, es bastante estilosa, talentosa, profesionalmente tiene éxito y se está separando después de 10 años de matrimonio.

Ella, aunque está tranquila con su decisión, pues sabe que la relación no va para ninguna parte, se desahogó contándome que su mamá y hermana, divorciada y madre soltera respectivamente, mujeres berracas que lucharon y sacaron adelante a sus hijos, han sido las que más han atacado su decisión. Y ella no lo puede creer (y yo tampoco).

Me sorprendió la verdad. Pero tendríamos que recordar el refrán que dice que, “no hay cuña que más apriete que la del mismo palo”, muy cierto. La realidad, en la mayoría de los casos, es que las mujeres somos muy duras entre nosotras. Exigimos respeto por las decisiones que tomamos, pero a veces se nos olvida respetar las que toman las otras, y entonces las juzgamos de mala manera.

Y mientras escribo esto, recuerdo parte de la carta ← (click si quiere leeerla) que la actriz Jennifer Aniston publicó en sus redes sociales donde le pide (en este caso a los medios de comunicación), que dejen de inventarle cuentos sobre si está embarazada, o gorda, o flaca, o enferma, o deprimida, o feliz. Dice ella que, “las mujeres estamos completas con o sin pareja, con o sin hijos. Decidimos por nosotras mismas en qué consiste la belleza cuando se trata de nuestros cuerpos. Esa decisión es sólo nuestra. Tomemos esa decisión por nosotras mismas y por las jóvenes en este mundo que nos toman como ejemplo".

¡Cuánta razón tiene Jennifer!

Imagen tomada de Google.com

Seguramente, a ustedes también les ha pasado. Si son mujeres y tienen más de treinta y pico, seguramente, han pasado por el siguiente interrogatorio:

¿No tiene novio/ No se ha casado/ Ya se casó y no tiene hijos / No quiere tener / No pudo tenerlos/ Ya se divorció/ Cómo así que renunció al trabajo estable / Cómo así que le gustan las mujeres / Qué va a rehacer su vida / Por qué está tan gorda / Tan flaca, está enferma /No se va a tapar las canas / Ya se dio cuenta que tiene arrugas debajo de los ojos?

¡A todas nos ha pasado, a todas! Y el interrogatorio femenino, tiene muchos más ítems, pero se me acaba el espacio.

El asunto es que pienso que la situación que vive Jennifer no es solo de ella, por supuesto, ella es un personaje público reconocido en todo el mundo, pero su situación no está tan alejada de la que está viviendo Natalia.


Insisto, las mujeres exigimos respeto pero a veces se nos olvida respetar a las otras mujeres. Las familiares de Natalia, piensan que ella está cometiendo el peor error de su vida al terminar su matrimonio de diez años, sin embargo, puedo asegurarles que yo ayer vi a una mujer tranquila, resuelta a asumir una nueva vida, y sin que yo tenga mayores detalles de los motivos que tuvo, la apoyo.

** Nota de la autora del blog y la columna.


¡Nos seguimos leyendo!

Escríbeme a  lapesadademoda@gmail.com
Sígueme en TW @lapesadademoda